CATEQUESIS FAMILIAR PERU

La Catequesis Familiar  es un camino  comunitario de Nueva Evangelización para  la familia y desde  la familia

Un Camino.

Catequesis Familiar es un camino como la existencia humana, en continua evolución, siguiendo a Jesús, camino hacia el Padre.

Un Camino comunitario.

Nadie camina solo en la vida. Caminamos con Cristo en comunidad, Iglesia. La Palabra de Dios es palabra e historia de comunión. El centro de toda la Escritura es el diálogo de Dios con su pueblo, vínculo que une a todos los miembros de la comunidad. Se camina juntos hacia la tierra prometida. Afuera de la comunidad no se puede vivir, nadie se salva solo.

Un Camino de Nueva Evangelización.

La evangelización es la buena noticia de Dios para los pobres de su pueblo, es un don que pide ser acogido e invita al cambio del corazón. El camino de conversión es permanente.

La evangelización es siempre nueva, siempre creativa y profética. El mundo, la familia de hoy necesita una evangelización con renovada valentía, audacia e implica la participación activa de cada uno de los destinatarios.

 Para la familia.

Catequesis familiar de manera específica, quiere evangelizar a la familia para que descubra su don en Cristo, viva en plenitud su vocación al amor y a la vida y sea luz en la oscuridad del mundo.

 Desde la familia:

La familia evangelizada se convierte en el punto de partida y en sujeto privilegiado de evangelización  y  comunicación de  la fe.

Como pide el Papa Francisco, en el año de la familia Amoris Laetitia: “Hacer a las familias protagonistas de  la  pastoral  familiar: para ello se requiere un esfuerzo evangelizador y catequístico dirigido a la familia, ya que una familia discípula se convierte también en una familia misionera”.

La familia es el corazón de la pastoral familiar, con la fuerza de la Eucaristía y la mirada puesta en María, estrella de la evangelización.

Misión

La Catequesis   Familiar de   Iniciación a la vida Eucarística quiere acompañar a la familia en su proceso de encuentro, conocimiento y amistad con Jesucristo, reconociendo la invitación que él nos hace a la conversión y a la vivencia del discipulado misionero en la preparación inmediata al sacramento de la Eucaristía.

Visión

Hacer  que  la familia sea verdaderamente “Iglesia doméstica”, comunidad de fe, oración, de amor, de acción  evangelizadora, escuela de  catequesis. Y así asuma su protagonismo y participación activa en la vida y la misión de la Iglesia, como familia constructora de Paz.

“ Hay que poner un acento  especial en la catequesis familiar y en la promoción de una positiva y correcta visión del matrimonio y de la moral conyugal. Contribuyendo de esta forma a la formación de familias genuinamente cristiana que brillen por la vivencia de los valores  del Evangelio. La familia cristiana, verdaderamente Iglesia domestica , será también semillero de abundantes y santas vocaciones” Mensaje de Benedicto XVI- Con motivo de los 50 años del CELAM- 14 mayo 2005.